Voluntarios de Remar ONG ayudan a decenas de personas en situación de calle, que viven en el vertedero.