Con este contenedor de ayuda humanitaria los voluntarios de REMAR en ese país, podrán llegar a más personas necesitadas y serán beneficiados decenas de niños, madres, mujeres y hombres que forman parte de los hogares de acogida y también los que acuden al comedor social cada semana.