La ONG REMAR lleva desde el año 1998 en Filipinas ayudando en la rehabilitación de miles de jóvenes con problemas de adicción y marginación.