Los voluntarios de la ONG REMAR en México llevan varios meses en la árdua labor de construir, restaurar, terminar y que sean una realidad las nuevas instalaciones de la Casa Hogar y Colegio que tendrá capacidad para más de 80 niños.